Si has decidido conocer algo más de mí te diré que siempre he sido una persona con múltiples inquietudes y quizá por eso soy maestro de formación, videógrafo de profesión y mago de corazón.

Siempre he llevado la magia conmigo allá adonde he ido, además ha sido múltiple la formación y los grandes maestros que he tenido la suerte de conocer. Desde mis inicios en la Universidad de Valladolid, pasando por los cursos de magia en la Universidad de Salamanca impartidos por Nacho Casal, hasta mi llegada a Madrid en la asociación AMAPE o los conocimientos recibidos por el grandísimo Mad Martin, y por supuesto no puedo olvidarme de mi queridísima Ávila y la AIAV, asociación a la que pertenezco desde que comencé en este maravilloso mundo y en la que continúo compartiendo conocimientos y muchas amistades. Estas han sido mis experiencias vitales dentro de este camino mágico, que me han permitido adquirir estos aprendizajes que hacen de mí el mago que soy hoy en día. Pero tampoco puedo olvidarme de cada una de las personas que han confiado y siguen contando conmigo en múltiples fiestas y eventos ya que sin ellas no sería posible desarrollar mi gran pasión por este arte.

 

“La magia es el único arte que permite sacar la ilusión  del niño que todos llevamos dentro.”